• C. Percovich

Surgen conflictos en accesos a las playas en La Paz




En poco tiempo alcanzan el aforo permitido, situación que molesta a las personas excluidas

Personal de seguridad pública recuerda recomendaciones a los paseantes. Foto: Cortesía | Ayuntamiento de La Paz



La Paz, Baja California Sur (OEM-Informex).- La apertura de playas que autorizaron en este municipio el Comité Estatal de Seguridad en Salud y el Consejo Municipal de Protección Civil, ha sido un factor de polémica y críticas por la rapidez en la que dichos espacios, suelen alcanzar la afluencia permitida que es del 30%, ya que esta limitante, que se determinó para disminuir los riesgos de contagios por Covid-19, ha provocado altercados y agresiones verbales de los bañistas hacia el personal de Zofemat.



La situación es compleja porque se ha visto que las playas, que se decidió abrir después de las 10 de la mañana, logran llenarse antes de las 12 pm y para cuando esto ha ocurrido, decenas de ciudadanos aún están viajando con destino a alguno de estos espacios y, cuando logran llegar a ellos, son informados de que deben volver a sus casas.

La negativa que reciben de poder acceder, es lo que ha provocado la aparición de insultos y enfrentamientos en contra de las autoridades, quienes lo único que hace es cumplir con su trabajo y con el objetivo primordial de proteger la salud de los ciudadanos, de ahí que sea tan cuestionable la actitud de algunos ciudadanos, quienes lo consideran como un asunto personal. Cabe recordar que el aforo forma parte de un plan de apertura gradual que se determinó aplicar en las playas, el cual inició el viernes 4 y desde esa fecha, tuvo sus primeros conflictos en los puntos de acceso, además de los señalamientos realizados por los propios ciudadanos, quienes dieron a conocer que la situación estaba desbordada y que había sitios en los que el número de bañistas era elevado.

Junto con esta decisión se abrió también el Malecón Costero, de tal forma que las playas de El Caimancito, La Concha y El Coromuel, permitieron su acceso para actividades deportivas en un horario que va de las 6 a las 10 de la mañana, y de 5 de la tarde a las 8 de la noche, en lo que respecto a las playas El Tecolote, Balandra, Pichilingue y El Comitán, que han sido las que han generado la mayor polémica, el horario es de las 11 de la mañana a 8 de la noche, y este mismo lapso se aplica a otros sitios como son El Sargento, La Ventana, Los Barriles y Los Cerritos. El problema que se tiene es el desanimo que provoca la decisión entre los paseantes y para algunos, también que las autoridades se han visto superadas por el número de visitantes que arriban a las playas, aunque también se ha visto que hay ciudadanos que aceptan la decisión de buena manera y retornan a la ciudad, o buscan trasladarse a otros lugares.

Cabe referir que las playas se abarrotaron con gran rapidez, a las 11 de la mañana con 20 minutos del primer día, estas ya estaban saturadas; el sábado a las 12 horas ya no había espacio para más personas y minutos antes, también de las 12 del domingo, ya no se pudo permitir el acceso, lo que empezó a generar largas filas de vehículos.

Cabe referir que Susana Rubio, titular de Zofemat, informó al Sudcaliforniano que la ciudadanía no respetó que solo 4 playas se hayan abierto para actividades recreativas, por lo que, al negarles el acceso a playa El Tecolote o Balandra se dirigieron a otras playas que se encontraban cerradas, en donde rompieron los cordones amarillos para poder introducirse. Limitar la afluencia de visitantes a las playas es una decisión que sigue generando controversia.

Tampoco respetaron el aforo permitido y hubo quienes empezaron a llegar a las playas desde las 6 de la mañana, asimismo indicó que el personal de Zofemat está encargado de mantener el orden, pero para ello es necesario que los ciudadanos cooperen y colaboren con la autoridad, acatando las instrucciones que estas les hacen.

“No solo es la ciudadanía quien no respeta aforos, ni espacios, sino también los prestadores de servicios, mismos que molestos por el aforo del 30% en sus actividades generan desorden, ya que no cuentan con brazaletes para entrar a operar a playa Balandra y aun así se exceden en el número de personas que tienen permitido por grupo y se ponen violentos con el personal de Zofemat” explicó. Finalmente se hizo un llamado a la ciudadanía en el sentido de que la crisis por el virus del Covid-19 no ha sido superada y que en el nivel 4 del semáforo sanitario, plantea inminentes peligros de contagio, por ello es fundamental respetar las indicaciones por parte del personal de Zofemat y respetar los aforos permitidos para evitar la propagación de la enfermedad, la cual puede ha sido para muchas personas de fatales consecuencias.


Con información y redacción de El Sudcaliforniano.

Suscribete GRATIS a nuestra lista de contactos

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com