• C. Percovich

Senado gasta 100 mdp para evitar amenazas de bomba “fantasma”





Bajo criterios poco claros, la Cámara alta elevó anualmente el gasto para blindar el recinto legislativo federal de este tipo de ataques, esto a pesar a que en los últimos 18 años no existe registro de ningún tipo de incidentes de esta naturaleza, a excepción de uno ocurrido a inicios de mes


En 10 años, el Senado de la República gastó casi 100 millones de pesos para blindar el interior de sus instalaciones y evitar el ingreso de cualquier tipo de artefactos que pudieran poner en riesgo la integridad de los legisladores federales.


Según datos obtenidos por Publimetro vía Ley General de Transparencia, durante este periodo no se presentó ninguna amenaza de bomba; sin embargo, esto no fue impedimento para que la Cámara alta incrementara anualmente los recursos bajo este rubro.

También te puede interesar: 


De manera aislada se presentó el caso que denunció la senadora por Morena Citlalli Hernández Mora, quien presuntamente fue víctima de un libro-bomba en su oficina, y en donde no resultó lesionada.


A decir de especialistas en seguridad, el gasto para blindar el recinto legislativo federal fue excesivo, ya que hasta la fecha sólo se ha presentado un altercado de esta naturaleza, por lo que ven opacidad y nula rendición de cuentas en la aplicación de este recurso millonario.

La situación toma relevancia, debido a que, desde 2008, los senadores mantienen sin criterios claros un gasto al alza en partidas presupuestales, donde inicialmente destinaron una bolsa de cinco millones de pesos, un año después se aprobaron ocho millones, en 2010 la cifra se elevó a 15 millones.


En tanto, los tres años posteriores: 2011, 2012 y 2013, erogaron una suma de 33 millones de pesos, es decir, cinco millones más en comparación al lapso anterior.


Y aunque en este periodo no se registraron ataques o amenazas de bomba, los senadores continuaron con el derroche de recursos públicos, toda vez que asignaron un presupuesto superior a los 40 millones de pesos en los cinco años posteriores.


Armando Gómez Hernández, especialista en seguridad nacional por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), calificó como un dispendio lo que se consumió en el Senado, ya que ningún Congreso o autoridad suma una cantidad similar.


Detalló que pese a la envergadura y responsabilidad que conlleva representar un escaño en la Cámara alta no se justifica un despilfarro de capital, cuando hay otro tipo de medidas más eficaces y menos costosas para mejorar la seguridad y evitar cualquier tipo de ataques.

4 vistas

Suscribete GRATIS a nuestra lista de contactos

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com